crema@carlotamonerry.com     Tel.: 617812432      Comprar

RG Dermis 21

Es una crema excepcional elaborada con aceite de oliva de 1ª presión en frío  de máxima calidad, cereales seleccionados (ambos de producción ecológica) y aceite esencial de romero.
Un auténtico alimento para la piel, que refuerza de manera natural la barrera hidrolipídica , mejorando su estructura y elasticidad, así como la hidratación y nutrición, aumentando las defensas naturales de la piel  activando la renovación celular.
Consigue frenar  el envejecimiento prematuro, ya que protege y repara la piel de aquellos agentes externos que continuamente la están agrediendo (contaminación, estrés, condiciones climáticas adversas, etc.…), “siendo un maravilloso bálsamo y reparador de las pieles que han estado expuestas al sol”.
Devuelve la vitalidad, firmeza y frescura de una piel sana.

Materias Primas de máxima calidad

El aceite de oliva es una de las grasas más saludables que podemos encontrar, por eso se ha convertido en una de las mejores opciones entre quienes desean cuidar su salud a través de la alimentación.
Es un ingrediente usado habitualmente en el campo de la cosmética por sus muchos aportes. El aceite de oliva es uno de los hidratantes naturales más efectivos y tiene la capacidad para reparar los tejidos dañados de la piel, por eso es muy recomendable en casos de heridas, marcas o cicatrices, (especialmente indicado para reparar una piel dañada por la exposición solar), aportando hidratación y vitaminas a la dermis para favorecer su recuperación.
Debido a sus ácidos grasos naturales y a su aporte de vitaminas E y K, el aceite de oliva es una excelente alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel, permitiendo que la misma mantenga su elasticidad natural y su apariencia suave y joven
Su gran cantidad de antioxidantes convierten al aceite de oliva en uno de los ingredientes naturales más beneficiosos a nivel cosmético.

Los Cereales

Importante fuente de fibras, vitaminas, carbohidratos, proteínas y sales minerales para nuestro organismo. Siendo poderosos hidratantes, porque son capaces de formar una fina capa protectora que retrasa la evaporación del agua y garantiza la humedad cutánea.
Por otro lado, tiene la capacidad de adaptar y mantener el pH en sus valores fisiológicos (5.5), y de conducir las impurezas sólidas y líquidas, a fin de que se liberen los principios activos específicos que ayudan a limpiar la piel.
Por si fuera poco, algunos cereales actúan como suavizantes, descongestionantes, por lo que resulta ideal para el cuidado de pieles sensibles, secas, irritadas o con dermatitis.

Aceite esencial de Romero

El romero es una planta con muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, y tiene grandes efectos en nuestra piel y es apto para todos los tipos: seca, mixta o grasa.

Antienvejecimiento. Debido a su composición es un buen antioxidante, por lo que previne la oxidación de las células. Contiene ácido rosmarínico que regenera las células. No solo es este ácido del romero que aporta esta propiedad, sino que esta planta tiene altas cantidades de componentes antioxidantes como el ácido caféico o los flavonoides, que hacen que se retrasen los efectos del envejecimiento en la piel. El aceite esencial de romero ayuda a tensar la piel aportando firmeza y elasticidad, estimula la actividad y el desarrollo de las células de manera que reduce las arrugas y las líneas de expresión de la cara.

Nutre e hidrata la piel. El aceite esencial de romero tiene en su composición muchos minerales como el calcio o el hierro que sirven como nutrientes, además de tener varias vitaminas y antioxidantes. Además de nutrir, contiene ácidos grasos esenciales que son aquellos que el organismo necesita, pero no produce sino que los obtiene de plantas o alimentos, como es este caso. Las grasas forman parte de las membranas celulares y ayudan a retener el agua, lo que favorece su hidratación.

Cicatrizante. En la composición del romero se encuentran los taninos. Estos, además de curar espinillas y granos actúan como cicatrizantes. Además, tiene propiedades regeneradoras de las células haciendo que se recupere el tejido dañado. Propiedad antibacteriana eliminando microorganismos de la dermis, regenerando heridas y su proceso de cicatrización. Actúa como un antiinflamatorio natural.

Anti acné. El aceite esencial de romero tiene propiedades astringentes por lo que es muy efectivo para tratar la piel grasa. El romero tiene en su composición taninos, que son compuestos que producen las plantas. Los taninos ayudan a tratar granos y espinillas y actúan frente a la piel grasa.

Contra la dermatitis. El aceite esencial de romero es una planta medicinal que actúa en afecciones de la piel como la dermatitis, el eczema …y muchas otras anomalías en la piel.